Páginas

17 de febrero de 2015

MIGUELITOS

Vaya por delante una confesión: “Los Miguelitos”, el dulce que os presentamos y que os animamos a realizar, ni aparece en el Quijote ni lo cita Cervantes ¡Sobre todo, porque no podía conocerlo!

Los Miguelitos son un típico dulce de La Roda, que se ha hecho famoso en toda España. Comenzaron a elaborarse en una confitería local, mediada la década de los años 60. Por entonces, los españoles empezaban a descubrir España gracias al inolvidable Seat 600. Muchos madrileños iniciaban, precisamente en aquellos años, lo que luego sería su incesante peregrinar  a las costas de levante de Alicante y Murcia (Benidorm, Torrevieja, Mazarrón;  ya se sabe…). Para ello, utilizaban la Nacional 301 y, en esa carretera, poco antes de la ciudad navajera, estaba La Roda:  ¡Parada y fonda!. El instrumento de difusión y expansión estaba en marcha. La originalidad, calidad y grado de aceptación del producto quedaban fuera de toda duda. El resultado pues era fácil de predecir: La Roda se conoce, especialmente, por sus miguelitos.

Por supuesto, os animamos a visitar esa hermosa ciudad y, aunque no disponemos de fórmula original de los confiteros de allí (ya que se trata de un secreto bien guardado), por si os coge a trasmano o no os resulta posible visitarla, os ofrecemos esta receta, tan simple como sabrosa, para recreo y gozo de vuestros propios fogones.

Los Miguelitos son el producto estrella  en el espléndido pabellón de la feria de Albacete (feria fetén donde las haya). No sabríamos decir si son miles o millones los que llegan a consumirse, porque las ventas no paran. Muchos en caja, para llevar, y muchos para ser consumidos allí mismo. Los de la tierra, además de comerlos saboreando un buen café, los suelen acompañar de aguardiente de miel, elaborada en los pueblos de la sierra. No decimos más.


INGREDIENTES


  • 2 Láminas de hojaldre
  • 1/2 litro de leche
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de harina o maicena
  • 3 huevos


ELABORACIÓN

Para el hojaldre

Estirar las láminas de hojaldre y poner una encima de la otra. Recortar los bordes que sobresalen para que queden igualadas.


Con la ayuda de una regla, cortar las láminas en cuadrados de 2,5 x 2,5 cm.


Colocar los trozos de hojaldre en papel de horno encima de la bandeja y meter en el horno, que previamente habremos calentado, a 200º  durante cinco o seis minutos. Habrá que colocarlos un poco separados para que no se peguen.


Sacar el hojaldre del horno una vez que haya subido y que haya tomado un poquito color.


Para la crema pastelera

En una cacerola poner la leche a hervir junto con una rama de canela y la piel de un limón.


Mientras se cuece la leche, en un bol echamos los huevos, el azúcar y la harina y lo movemos hasta que queden bien mezclados.


Una vez que la leche ha hervido, se añade la mezcla de los huevos, el azúcar y la harina.


Movemos lentamente a fuego lento hasta que se espese. Dejarla enfriar.



Para montar los miguelitos

Cortar los trozos de hojaldre por la mitad, con cuidado de no partirlos.


Rellenar el hojaldre con la crema pastelera y tapar.


Una  vez que hemos rellenado todos los miguelitos, espolvoreamos por encima con azúcar glass.


Colocamos en una bandeja y... ¡listos para comer!


NOTAS

1. Pueden ir rellenos de crema pastelera, como os traigo aquí, pero también se pueden rellenar con nata o chocolate. De cualquier forma están buenísimos.


¿Os apetece uno?

26 comentarios:

  1. En casa los hacemos mucho y nos encantan, sobre todo de chocolate!!besos

    ResponderEliminar
  2. Son tan fáciles y tan deliciosos!!!!
    Que ganas me dieron.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues manos a la obra, Alicia! Con lo poquito que se tardan en hacer, puedes darte el gustazo.

      Eliminar
  3. ¡¿Qué me van a parecer?! Una auténtica maravilla... y es que es imposible resistirse a este capricho tan sencillo y delicioso. Entiendo que guarden la receta original como oro en paño, aunque podemos preparar en casa una que no está nada mal ¡tal y como nos cuentas!

    Creo recordar que alguna vez los he comido y estaban cubiertos por una especie de almíbar de miel... ¡una maravilla! Me llevo un par de ellos para la merienda ¡qué hambre!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuca, si yo tuviese la receta original... creo que tampoco la daría! jaja. Así que tendremos que conformarnos con los miguelitos de aproximación, que también están muy ricos. Por cierto, nunca los he visto cubiertos con almíbar... pero tampoco deben estar mal...

      Eliminar
  4. Insuperables y riquisimos, yo los hice pero ahora veo que mal, porque hornee una lamina cortada y luego la otra, y eran muy dificil de rellenar, ahora cuando los haga lo recordare, un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien los hace como me dices, Mamen, pero creo que esta es la forma más sencilla de hacerlos y como mejor quedan. Verás si los repites, que de esta forma se rellenan con facilidad y te quedarás con ganas de repetirlos muchas veces.

      Eliminar
  5. Me encanta tu versión y todo lo que comentas! es por este motivo que quiero llevarte a mi blog, si me lo permites, el viernes 20 ya que casualmente voy a comentar sobre nuestros miguelitos.
    Besos Mary

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mi permiso, Norma! Me gustará verme por allí y ver lo que nos cuentas tu sobre estos pastelitos. Ya estoy deseando verlo.

      Eliminar
  6. Es un dulce sencillo y fantástico. Me trae recuerdos entrañables pues cuando era niño, mi padre los compraba cada vez que pasaba por La Roda.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los padres han hecho la parada obligatoria en La Moderna, para que disfrutemos de los Miguelitos. Y qué ilusión hacían cuando se era niño, ¿verdad?

      Eliminar
  7. Me encantan estos pastelitos , como algo tan sencillo resulta tan delicioso , verdad ? .....Ya , acompañados de ese licor que mencionas , un lujo je je ...
    Te quedaron de maravilla !
    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Bego. Desde luego, que Miguelitos junto con un poco aguardiente de miel, son la combinación perfecta.

      Eliminar
  8. Te han quedado estupendos, en casa nos gustan mucho, besos

    ResponderEliminar
  9. Benditos sean estos Miguelitos, qué cosa más buena madre mía, no será la receta original, que como dices será un secreto, pero esta versión se ve bien buena

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Javier, a falta de pan... buenas son tortas, jaja. De todas formas, esta versión se aproxima bastante a los originales y te aseguro que están de muerte.

      Eliminar
  10. Bueno los miguelitos si que los conozoco y los hago muchas veces para el postre por que se hacen en un pis pas y quedas como una reina , no conozco a nadie que no le gusten.
    Uummmmmmmmm a ti te han quedado de relujo y no dudo lo mas minimo que estaban de rexupete.
    Muchas gracias por tus visitas y comentarios eres un encanto.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que son un postre muy socorrido porque están muy buenos y se tarda muy poco en hacerlos. Eso sí, también tardan poco en desaparecer, por lo menos en mi casa, jaja.

      Eliminar
  11. Sencillos pero deliciosos!! Te han quedado estupendos, con gusto me comía ahora un par, jeje! Un fuerte abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí te guardo un par de ellos, Mónica.

      Eliminar
  12. Mi querida amiga, cada vez que tengo la ocasion los compro, por que me vuelven loca, y si me entero que alguien va a pasar por la Roda lo primero que hago es encargarle un par de cajas, ahora que he visto los tuyos aun me apetecen mas los has bordado y tienen que estar de muerte. Mil besicos cielo mio

    ResponderEliminar
  13. Ayyy qué penita que D. Quijote no los conociesa, bueno y Sancho si que se hubiese puesto las botas jaja
    Éstos si que los conozco, que más de una vez fuimos a Cuenca y no faltaba la visita obligada a comprar Miguelitos. Algo tan sencillo y tan exquisito ¿verdad?
    Y veo que tú los has bordado, anotado queda en pendientes inminentes, a mi madre le vuelven loca y hace años que no se los hago. Bueno, lo de mi madre es una excusa, como podrás adivinar jaja
    Por cierto, podías mandar media bandeja. E incluye el azucarero y la cucharita que me han enamorado ;)
    Besotes gordos mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  14. Buenas tardes Maritornes. Un lujo de miguelitos los que has preparado, este dulce típico de la Roda es todo un manjar. Ahora mismo me comía yo un par de ellos, con los ojos cerrados.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  15. Que ricos están¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ en casa nos encantan, pero el queso de abajo te ha quedado para chuparse los dedos, besos

    ResponderEliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...