Páginas

17 de noviembre de 2014

LENTEJAS

Los manchegos tradicionalmente han sido de los que “las toman”, o sea,  asiduos fieles e incondicionales  devotos de las lentejas. Cervantes, por su parte, las inmortaliza al afirmar, en la conocida primera página de su universal novela, que Don Alonso Quijano las comía todos los viernes. Y por ambas razones no podían faltar las lentejas en este blog.

Las legumbres siempre han estado presentes en la dieta de los campesinos manchegos. Son un cultivo ideal para alternarlo con el cereal, ya que fijan nitrógeno y enriquecen el pobre suelo  dedicado a cultivos de secano. Un año de barbecho, otro de trigo o cebada y un tercero de lentejas constituían una sabia rotación cuando no se contaba con los instrumentos de labor y, sobre todo, con los abonos actuales.

Ahora  compramos lentejas en bolsas y llegan a las cocinas escogidas y limpias, listas para guisarlas. Antes de que existieran los supermercados no era así. Llegaban a las tiendas de ultramarinos o a los puestos del mercado en anchos sacos cuya tela se iba “arremangando” progresivamente  para que el cliente pudiese ver el género siempre en la boca. Era muy corriente que en las casas, casi siempre al anochecer, antes de cocinarlas, se extendieran sobre la mesa y, en una actividad colectiva de la que con frecuencia participaba toda la familia, se seleccionaban con la yema del dedo una a una. Convenía separar las sanas de las que escondían un pequeño gusano en su interior y también retirar las pequeñas piedrecitas pardas que se habían mimetizado entre ellas.  Esa tarea era imprescindible ya que si no se hacía lo primero, por razones obvias, era aconsejable comerlas con la luz apagada (ojos que no ven…), y si no se hacía lo segundo, peligraban los dientes del confiado y descuidado comensal.

Ofrecemos una receta de lentejas “viudas”; es decir, sin pitanza alguna, que es el modo más habitual de prepararlas en La Mancha. Aunque advertimos que no por ello dejan de ser un plato tan sabroso y nutritivo como el que más.




INGREDIENTES

  • Lentejas
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 tomate
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de pimentón
  • Aceite de oliva
  • Agua

ELABORACIÓN

Se preparan los ingredientes que le vamos a poner a las lentejas. Para ello, cortaremos la cebolla en trozos pequeños, partiremos la zanahoria en rodajas, lavaremos el laurel y el tomate.


En una cacerola, se echará el aceite.


Echar las lentejas.



Añadir una cucharada de pimentón.


Incorporar en crudo la cebolla, la zanahoria, el laurel, el tomate, los ajos y la sal.


Se remueve y el añade el agua. Se deja cocer a fuego medio unos 45 minutos.


Y... ¡listo para comer!



NOTAS

1. Se pueden acompañar con chorizo, costillas o jamón.
2. Cuando se vaya a servir, se puede añadir vinagre, según gustos.
3. El tomate, se puede poner crudo o frito. Yo lo pongo crudo, simplemente haciéndole una cruz, para que no se queden las lentejas y el caldo oscuros. 

¡BUEN PROVECHO!


30 comentarios:

  1. Deliciosas, con este clima del norte y ese plato calentín y con fundamento, la tarde empieza de otra forma!!. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, en este tiempo, lo que más apetece es un buen plato de cuchara.

      Eliminar
  2. Unas lentejas estupendas que me encantan. Mi madre las hacía exactamente como las haces tu. Yo a veces las hago así y otras sofrío la cebolla y el tomate, tambien le suelo echar algún pimiento, que también sofrío. Un plato delicioso y sencillo que me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que una variante al hacer esta legumbre es hacer un sofrito de la cebolla y del tomate. Incluso hay quien también le añade pan rallado al sofrito para espesar un poco el caldo. Con este sofrito, la cebolla se nota menos y a la vez se intensifica el sabor. Personalmente, a mi me gusta hacerlas sin sofrito para conservar su estilo tradicional. Pero va en cuestión de gustos...

      Eliminar
  3. En mi casa tambien se comen, y tenemos la suerte que a mis nietos les encantan, ultimamente utilizo las pardiñas que no se les cae la piel, me gustan asi con pocas cosas, pero a mis hijos les va mas con chorizo y jamon picado.
    Me has hecho recordar la de veces que en casa escogiamos las lentejas, que mayor soy jajaja, besitos reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lentejas es una legumbre que incluso sin nada, como es el caso de hoy, están buenas. Y ya si se las acompaña de algún chorizo o jamón, están de muerte, así que comprendo a tu familia. Por cierto, qué bien ser mayor y poder tener esos recuerdos, jaja.

      Eliminar

  4. Buenos días Maritormes. Te han quedado buenísimas esas lentejas, un gran plato que teníamos que comer mas a menudo. Yo en casa también las comemos, nunca son de las que se dejan.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo, Paco. Últimamente estamos dejando en el olvido a las legumbres y apenas las consumimos. Una pena, con lo ricas que están.

      Eliminar
  5. Hola guapísima !!!!
    En cuanto pasa una semana y no las he comido, ya voy preguntado por casa ¿pongo mañana lentejas? jaja, me encantan y siempre hago para que sobren y repetir un plato a los pocos días.
    Me ha hecho mucha gracia lo que cuentas de la limpieza, me has llevado a mi niñez y es justo la imagen qeu yo guardo, mientras veíamos la tele, mi tía sacaba un cuenco bien grande y dejaba las lentejas sobre la mesa, allí las iba seleccionando...aunque a los niños no nos dejaban participar, por si dejábamos alguna piedrita o bicho :)
    Tus lentejas, pues muy ricas ¿qué quieres que te diga? si es que me gustan todas sus versiones, aunque las prefiero sin grasas, como tú.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy una fiel defensora de las lentejas y en casa suelen tener una representación en nuestra mesa una vez por semana. Y también me pasa lo que a ti en cuanto a su limpieza. No me dejaban hacerla muchas veces por si me dejaba algún bicho. Es curioso, porque de eso no hace relativamente tanto tiempo y sin embargo parece que se hacía hace siglos.

      Eliminar
  6. Que ricas este plato es genial te da buena energia para afrontar el dia!besos

    ResponderEliminar
  7. Que ricos, los platos de cucharas se cogen con ganas, y estas lentejas te han quedado divinas, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos platos son perfectos para estos días de invierno, Adita.

      Eliminar
  8. Bienvenida wapisimaaaaaa seguro que lo habras pasado genial en tu viaje y como no no hay nada mejor para comer cuando se llega a casa y la nevera esta casi vacia que unas lentejas a mi hijo y a mi nos encanta y las hago todas las semanas , justamente las hice ayer.
    Lo que no sabia es que esta forma de hacerlas es como las haceis ahi en la mancha ,asi que por esta vez no te copiteo la receta por que asi las hago muchas veces las de ayer fueron asi pero ademas les añadi unas pocas espinacas que siempre tengo en el congelador.
    Como siempre un post fantatico , aqui aun se pueden comprar las lentejas asi de saco en algunos supermercados y fruterias ahora vienen bastante bien escogidas ,para no variar te han quedado de relujo.
    Bicos mil wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de los viajes es cuando se vuelve a casa y más, si has viajado por trabajo, jaja. Cuando estoy fuera, suelo echar de menos este tipo de platos, así que estaba deseando volver para poder hacerlo.

      Eliminar
  9. Un plato que no puede faltar en cualquier blog de cocina que se precie. Es una pena que en los hogares españoles, parece ser que escasea cada día más, la legumbre. Recuerdo a mi abuela, y a mi madre, escogiendo las lentejas una a una, para como bien dices, eliminar las que estaban malas, y las piedrecitas. Yo heredé la receta de ellas, y las pongo prácticamente igual que tú. En ocasiones les pongo un poco de chorizo desgrasado, pero por regla general, las pongo estofadas ¡y una vez por semana, igual que en El Quijote!

    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como debe ser Nieves!! No hay que perder las buenas costumbres y este plato no debería faltar en ninguna de nuestras casas. Es una pena que sean platos que están cayendo en el olvido.

      Eliminar
  10. Pues yo soy del grupo "las dejas" ja, ja. No por nada, es que no me sientan bien, pero las hago a menudo para los de casa, muy parecidas a las tuyas... Aún recuerdo cuando había que escogerlas...
    Besotes y feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lentejas son así, Carmen, o te encantan o las odias, no hay término medio...

      Eliminar
  11. Mi querida amiga, recuerdo ver esos sacos que nos cuentas hace ya muchos años, en las tiendas de comestibles, por aqui se le decias sacos de yute, y eran parecidos a los de la harina, y como muy bien explicas su limpieza era esencial, por que si no lo hacias asi ya no eran lentejas viudas jejeje tenian alguna carne que otra , Bueno cielo que te han quedado divinas tradicionales cien por cien, y un plato que hecho por ti es un lujo verlo y mucho mas comerlo. Mil besicos mi Reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos sitios, se pueden encontrar estos sacos de lentejas, aunque vienen limpias, lo cual es una gran ayuda para que si queremos hacer unas lentejas viudas, las hagamos sin miedo a encontrarnos ningún visitante.

      Eliminar
  12. Yo también las tomo, sí o sí, y no siempre todas las semanas porque hay más legumbres en el mundo, pero si por mí fuera...

    Los sacos de lentejas yo también los he conocido ¡y limpiar las lentejas unos días antes de poner un potaje! Para nosotros era hasta entretenido.

    Gracias por tu receta, yo las preparo casi igual, pero con un poquito de chorizo ¡que mi marido no lo perdona!

    ¡Besos mil!
    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa, yo también las hago casi siempre con chorizo, para alegrarlas un poco, pero reconozco que a mi me las dan viudas y también soy feliz.

      Eliminar
  13. Vale, me puedes matar porque he llegado tardísimo, vamos, que me he pasado tres pueblos... son del 17 de noviembre y yo vengo en diciembre, toma ya! jajaja.
    Respecto a las lentejas te diré que sólo me empezaron a gustar cuando las hice yo. Mi madre cocinaba bien, pero yo las lentejas las aborrecía y las suyas también, jajaja. Luego cuando me casé y tuve niños me entró el sentido de la responsabilidad y hala, a hacer lentejas a los crios. Para mi sorpresa me quedaban bien, a ellos les gustaban y yo les cogí el gusto. De todas formas las hago mucho mejor que mi madre, jajaja.
    Las tuyas me gustan, aunque niña, yo le planto el choricito que si no, no cuela! Un plato sanísimo y además limpio, esperemos que las piedrecitas y los gusanitos no vuelvan a aparecer, aunque quien sabe, con la que está cayendo, verdad?
    Un beso guapetona!!

    ResponderEliminar
  14. Más vale tarde que nunca, Nuria!! Es normal que a veces se nos pase algún post, con toda la gente que seguimos, así que tranquila, que no te lo tendré en cuenta por esta vez, jajaja.
    En cuanto a las lentejas, llevas razón que mejor con el chorizo, pero aquí, intento mantenerme lo más fiel posible a lo tradicional y en la época cervantina, no creo que fuesen acompañadas muchos días de él.

    ResponderEliminar
  15. Ayer mismo comimos lentejas pero un poco más contundentes ya que llevaban carne y chorizo jaja. Pero la mayoría de las veces las hago solo con verduras son más ligeras. Las tuyas tienen una pinta fabulosa!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría optan por ponerles algún acompañamiento, pero de vez en cuando, solo con verduritas están de vicio.

      Eliminar
  16. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado!Yo soy una cocinera horrible y me encantan las recetas que pones y lo bien que las explicas!Me guardo tu blog entre los favoritos guapa :) .Mil besazooooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Marta. Será un placer tenerte por aquí cada vez que quieras.

      Eliminar

Los comentarios en un blog son necesarios. Escribe lo que estás pensando a cerca de la entrada...